Que me recordó Lego: La gran Aventura

Hace unos semanas me vi Lego: La Gran Aventura. Excelente película desde mi punto de vista. Aparte de todo me quede pensando en toda la película en general, en acerca de como nos hacen ver su pequeño mundo animado lleno de reglas y manuales de vida. Manuales de lo que se debe o no hacer, de lo que es correcto o incorrecto, de la guía de la cual no se puede salir.

Si miramos bien aveces en la vida real, la gente, nuestros padres y/o la sociedad entera nos imponen reglas y manuales de vida a seguir; Cosas tan sencillas como que los padres enseñen a sus hijos a estudiar en un colegio, ser buenos estudiantes, valla a la universidad, obtenga buenas notas para que consiga un buen trabajo en un buen puesto. (-aprendido de el libro padre rico padre pobre).

Al final de la película vemos como el niño cogió las fichas de lego y sin seguir un manual construyo nuevas formas, nuevos esquemas sobre el mundo lego que su padre había construido siguiendo el manual. Y eso mismo pasa con las fichas de LEGO, vienen con un manual paso a paso para construir formas, pero si deseamos podemos coger las fichas, no ver el manual y armar algo nuevo, algo diferente ;)

lego

Con esto llego a el punto que quería hablar en esta entrada del blog.

No hay que ser un rebelde -sin causa- solo hay que romper algunas reglas, algunos manuales y veremos que las cosas pueden salir mucho mejor de lo que esperamos.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *